martes, 23 de septiembre de 2014

La democracia, la libertad y el aborto

No es lunes, pero la ocasión está por encima de la rutina. Las teclas arden cuando comienzo a escribir esta entrada, hoy no hay música, nada acompaña esta entrada solo la pena. Es una cuestión de principios, una cuestión más allá de religiones o ideas políticas. Es moral y la moral es muy clara, es tajante. Todos sabemos lo que está bien o mal, pero todo tiene un principio y este es la interpretación incorrecta de la libertad. BASTA YA.

¿Cuándo vamos a entender que somos libres pero malinterpretamos esa libertad? Toda persona sabe por conciencia lo que es bueno o malo. Matar es malo, ¡Todo el mundo lo sabe! Pero estos pilares sólidos de la ética básica y fundamental humana se tambalean por esta incorrección en la reflexión sobre la libertad. Claro que somos libres, pero es diferente, tú eres libre partiendo de esos pilares existentes. Estos pilares son por ejemplo: no robar, no matar... Y eso no te quita libertad, porque todo lo que haces que no tiene que ver con esos pilares fundamentales es perfectamente susceptible de cambio y subjetivos para cada persona. El aborto es un asesinato. Se asesina a tu hijo. ¿Que no es humano? ¿Y entonces que es? ¡Que me lo diga alguien por favor!¡Dejemos de malinterpretar la libertad! Llamarlo como queráis pero el aborto es un asesinato. Y si te suena fuerte quizás sea porque realmente sea fuerte.

Vivir en una dictadura disfrazada de democracia ha agravado más este concepto. Se instaura la democracia con el fin de dar una mayor libertad al pueblo. Te dicen: Eres libre, haz lo que quieras, lo que tu digas lo haremos, pero para que lo hagamos tienes que votar a nuestro partido. ¿Qué regula que nuestra verdadera libertad se cumpla, exigiendo a los partidos políticos que cumplan sus promesas? Si somos libres y elegimos un partido para dirigir el país, ¿Por qué siguen los partidos teniendo derecho a la coalición habiendo votado ya? Esto no es democracia es una dictadura. 

Harto de escuchar que se vota a un partido para que no gane otro. ¿Integra ese partido tus ideas prioritarias? Vayamos al grano, ¿Suprime el PP, PSOE..etc totalmente el aborto? ¿No? ¿Y por qué seguimos como ovejas yendo a donde vota todo el mundo? Ya vale por favor. Vota un partido que integre todos tus valores prioritarios. Estoy harto de escuchar la excusa del mal menor.  ¿Es más importante que esté en el gobierno un partido a que se asesinen a bebés inocentes? Vamos a buscar nuestros principios cada uno para que la democracia sea real y LIBRE. Y en la medida en la que seguimos a las masas perdemos esa libertad en la que se fundamenta la democracia. ¿Queremos democracia? Pues votemos de una manera consecuente a nuestros valores.

2 comentarios:

  1. Yo suscribo todo lo que dices!, bien dicho!

    ResponderEliminar
  2. Apoyo tu decisión, no votar más al "mal menor", eres crack!

    ResponderEliminar