lunes, 15 de septiembre de 2014

Déjate re-sorprender



A veces, la vida nos sorprende y hoy es uno de esos días. Llevaba toda la semana pensando más o menos sobre que iba a escribir. Pero el arte es una pasión, y como toda pasión, se guía por impulsos entre otras muchas cosas. Ese impulso ha llegado hoy y no lo pienso reprimir. Hablemos sobre los impulsos.

Los hay de todos los colores.La razón por la que escribo es un mero impulso. Descubrí que con un boli era capaz de plasmar en un papel lo que realmente sentía. Descubrí que era mucho más claro escribiendo que hablando, probablemente porque cuando escribo pienso las cosas dos veces. Y sabía que abrir un blog era arriesgado, difícil de mantener. No me importa cuanta gente lo lea, pero ahora tengo un espacio donde hacer lo que realmente me gusta y donde lo que pienso no es mudo. Ya escribiré más profundamente porque escribo, pero por ahora sigamos con otros impulsos.

Hablemos de ese impulso de grandeza. No todo el mundo tiene en su interior este impulso, pero es muy fácil verlo. Esa persona con ganas de comerse el mundo, que por mucho que se cae se levanta, que nunca está saciado, que tiene un fuego dentro difícil de apagar, que tiene un alma joven porque un joven que no lucha es un joven envejecido, que sencillamente solo tiene ganas de más, más y más. Ganas de ser magnánimo.


Cuentan de ellos que aparecen sin llamar a la puerta y sin decir cuánto tiempo se quedarán, hay que aprovecharlos rápido y no ignorarlos. Porque al fin y al cabo yo creo que el talento de una persona se encuentra en saber plasmar un impulso en el arte. Pero no es fácil encontrar ese talento tendrás que tocar muchas teclas hasta dar con la correcta, el arte correcto. Y tocarás una nota tan nítida que reflejará el paso del deseo a la acción. La nota con la que conseguirás dar música a tu vida.

Feliz Lunes!







3 comentarios: